Prestar la cobertura médico asistencial necesaria, incluyendo el servicio de sepelio, el otorgamiento de descuentos en la adquisición de medicamentos, óptica, prótesis y turismo, y contribuir al bienestar humano y la seguridad social del Clero Secular de la República Argentina, todo ello sustentado por el principio de solidaridad eclesial.