El 12 de noviembre de 1874 fue fundada, aprobada y bendecida la Asociación Eclesiástica de SAN PEDRO, con el fin de “proporcionar al Clero Secular el socorro espiritual y material que han menester en vida y después de ella”.
 
En diciembre de 1959 la Conferencia Episcopal Argentina dio a conocer una “Exhortación al Clero sobre previsión social”, en la cual encomienda a la Asociación Eclesiástica de SAN PEDRO la creación de un “servicio asistencial completo en caso de enfermedad”.


La Exhortación expresa claramente “la obligatoriedad de afiliarse para todos los sacerdotes del Clero diocesano del país, sin excluir la posibilidad de la inscripción de miembros del clero regular”.


Para cumplir adecuadamente con la finalidad encomendada por los Señores Obispos, SAN PEDRO modificó sus Estatutos sociales el 17 de diciembre de ese mismo año, y en 1971 se la autorizó a funcionar como Mutual.


De esta manera con la cobertura de salud que le es propia, SAN PEDRO atiende adecuadamente la previsión social del clero del país.


Al mismo tiempo ofrece a sus socios un servicio de descanso y turismo en su chalet de Mar del Plata  y en su Hotel Mascardi, cerca de Bariloche.


SAN PEDRO realiza la piadosa tarea de rezar por los hermanos difuntos y darles honrosa y cristiana sepultura, de acuerdo a lo encomendado por nuestros mayores.


Además sus socios difuntos reciben diariamente los sufragios, tanto de SAN PEDRO, por las Misas que dispone celebrar, como las que rezan por ellos sus hermanos activos.